Dip. Viviana Dirolli: “Estamos absolutamente en contra de la reelección indefinida de los cargos en la provincia”

0

“La diputada saltense votó en contra de la reforma de la ley por entender que no era el
Momento político para tratar la Cuestión. Sin embargo aclara que la postura de su bloque es la correcta en cuanto que hay que resolver el problema que generó la incorrecta redacción de la ley de 2016 y su texto reglamentario” “Hubo muchos pícaros que quisieron sacar provecho confundiendo a la gente” agregó a Saltoenred

En 2016 se sancionó una ley, que aplaudimos y compartimos que legislaba en contra de las reelecciones indefinidas para los cargos de intendentes, concejales, consejeros escolares y legisladores provinciales. Fue un avance en la calidad de la democracia. Aquella ley inició un cuestionamiento a una práctica política que parecía en ese entonces imposible de discutir: la perpetuación en el poder de caudillos locales.

Esta ley tenía ya algunos errores porque ofrecía huecos por donde esquivar los limites a la reelección. Por ejemplo, (1) no definía a qué se consideraba el mandato completo y (2) legislaba respecto de mandatos ya iniciados.

Viviana Dirolli, siguió explicando «La definición de mandato  se hizo mediante un decreto reglamentario recién en el año 2019. Y esa reglamentación –que pasó sin ninguna debate público- aumentó las fallas que existían en la ley al violar el espíritu de lo que se había votado. Como es evidente, el espíritu de lo que se había votado en el año 2016 era  impedir la reelección indefinida. Sin embargo, la reglamentación de la Ley del 2019 consideró que si un funcionario no cumplía la mitad del mandato, entonces  no se consideraba un mandato.

Así se abrió la ventana para hacer trampa.Amparados inescrupulosamente en este último texto asistimos a  numerosos pedidos de licencias por parte de actuales intendentes antes de llegar a la mitad del segundo mandato (algunos el mismo 9 de diciembre).»

Hay intendentes con licencia en cargos públicos nacionales o provinciales o solamente con licencia sin ningún cargo, que esperaban volver en las próximas elecciones del 2023. Y ahí inician su ciclo desde cero. Esto es:  volver en el 2023 como si fuera el primer mandato con la posibilidad de ser reelectos en el 2027 hasta el 2031 (o hacer seis y dos de licencia y tener reelección indefinida).

La modificación aprobada pone un  cerrojo a esta práctica, reemplazando  la figura de los “dos mandatos completos” por la figura de “asunción del cargo”.  Si un funcionario electivo -por ejemplo, un intendente- asumió dos veces el cargo en forma consecutiva, queda inhibido para presentarse a la reelección al finalizar el segundo periodo, aunque pida licencia o renuncie.

Mantener el status quo y no habilitar el tratamiento del tema era más fácil, PERO la ley había perdido su objetivo y permitía las elecciones indefinidas.

En segundo lugar, la ley sancionaba en 2016 tomaba como primer período el iniciado en 2015, es decir legislaba retroactivamente contrariando principios jurídicos. El proyecto aprobado previamente en el Senado incorporó una modificación considerando como primer periodo los iniciados en el 2017 y en el 2019 según el caso, ratificando el limite de los dos periodos y eliminado cualquier posibilidad de reelecciones indefinidas.

El tratamiento de este último punto que habilita los dos mandatos contados desde el 2017 o 2019, y que implica un tercer y último mandato para los intendentes que estaban en funciones en el 2015 es el punto de mi disenso y el motivo de mi voto negativo al proyecto. La explicación jurídica es clara pero desde mi punto de vista faltó debate público de cara a la sociedad . Faltó debate en el recinto. Faltó exponer el sentido de la clausula que limita la trampa.  Faltó denunciar a los tramposos en las Cámaras. Falta explicación sobre los errores técnicos de la ley.

«Y el debate y las explicaciones a la sociedad son también un fundamento de la democracia. Este es el punto de mi disenso. Yo estoy de acuerdo con la cuestión de fondo. Estoy de acuerdo con la necesidad de reformar la ley para legislar claramente la limitación de dos periodos consecutivos porque el status quo mantenía las reelecciones indefinidas.Pero no estoy de acuerdo con que se haga sin un largo y extendido debate público de cara a la sociedad y por ello voté en contra

Porque sin debate y sin dar las explicaciones públicas  termina siendo sospechado por la gente. Y eso permite la manipulación.

Por ultimo muy enfáticamente como lo hizo en el Congreso Dirolli expreso: RECHAZO LA REELECCIÓN INDEFINIDA. RECHAZO LA PERPETUACIÓN EN PODER CON ATAJOS TRAMPOSOS A LA LEY. RECHAZO LA FALTA DE DEBATE PÚBLICO SOBRE TEMAS SENSIBLES A LA CALIDAD DE LA DEMOCRACIA.

 


Dejar respuesta

Su comentario
Su nombre