El plan y la tropa de Angelici para expandirse en Buenos Aires

0

Busca ampliar su armado territorial en el conurbano y el interior. Coroneles en la Legislatura y candidatos distritales en construcción. Radicalismo amarillo.

 Daniel Angelici construyó buena parte de su carrera política gracias a su estrecha relación con Mauricio Macri. Fue de los primeros que tendió puentes entre la UCR y el PRO para fundar la alianza Cambiemos que llevó al egresado del Cardenal Newman a la Casa Rosada. Cimentó su fortuna económica gracias al negocio de los bingos y los casinos en pleno apogeo menemista y ahora invierte en restoranes y vinos. La combinación de ambos factores y su perfil bajo le permitieron ampliar en silencio su influencia territorial en la provincia de Buenos Aires: se anota un puñado de diputados propios y concejales repartidos en al menos diez distritos, con lo que pretende participar de la estrategia electoral de Juntos para 2023 y plantar candidatos locales que reporten directamente a él. “Queremos consolidar nuestro armado territorial”, repiten en su equipo.

En la Cámara baja bonaerense empujan este proyecto la diputada María Paula Bustos, quien también trabaja con el intendente de Pergamino, Javier Martínez, otro de los dirigentes de peso dentro del esquema angelicista; el diputado Fernando Rovello, su principal operador político y judicial, y Daniel Lipovetzky, quien, si bien accedió a sus primeros lugares de responsabilidad gracias a la por entonces diputada de Unión PRO Gabriela Michetti, hoy está entre los incondicionales y aspira a ser candidato a intendente. En la Cámara alta, empuja Christian Gribaudo, hombre de máxima confianza del expresidente de Boca que preside el bloque Juntos.

“Tenemos un grupo político consolidado y un armado territorial en nombre de El Tano que se va ampliando”, se entusiasma una fuente que suele estar cerca del zar del juego, quien, pese a la pertenencia partidaria de su jefe y al vínculo de este con Macri, destaca que son “autónomos” de las principales estructuras de la oposición como el macrismo, el radicalismo o la Coalición Cívica. Quizá por eso no adelantan escenarios presidencialistas y esquivan sumarse de lleno tanto al proyecto del expresidente como al de Horacio Rodríguez Larreta.

Por fuera de esa mesa chica, Angelici tiene presencia en distritos de las secciones electorales Segunda, Cuarta, Sexta y Octava. Ponderan a Pablo Carrera, exfuncionario del IPS; Juan Manuel Barenghi, concejal en Bragado; Mercedes Condese, en San Andrés de Giles; Rodrigo Nider y Hernán Quintana, en Salto; Nicolás Morzone, presidente del Consejo Escolar de La Plata; e incluso algunos hombres y mujeres que prefieren el anonimato dentro del Concejo Deliberante y el municipio de San Isidro que conduce otro radical amarillo, Gustavo Posse, entre otros. Quien todavía es una incógnita es la diputada Fernanda Antonijevic, que en los últimos meses mostró voluntad de sumarse al angelicismo, pero aún no le abrieron del todo la puerta de entrada y hoy deambula sin una jefatura definida; algunos de sus pares en el bloque la miran con desconfianza y le achacan algunos pedidos irregulares en la Cámara.

Dos casos testigo que entusiasman a Angelici y sus armadores se dan en La Plata y Pehuajó. Si, efectivamente, el jefe comunal Julio Garro decide competir por la Gobernación bonaerense o incluso por un lugar en el Congreso de la Nación, creen que Lipovetzky tiene posibilidades de meterse en la terna de postulantes para sucederlo, teniendo en cuenta el vínculo estrecho que existe entre Angelici y Garro, ambos exhombres de Macri en Boca. De todos modos, al menos por ahora, el platense piensa en un garrismo puro para 2023; aunque también analiza una salida consensuada a través del vidalista Fabián Perechodnik.

En Pehuajó, las aspiraciones son distintas. Es que saben que enfrente tienen a un intendente prácticamente imbatible como el cristinista Pablo Zurro, pero aun así estiman tener una oportunidad de crecer en uno de los territorios sojeros más fuertes de la provincia de la mano del armado de Rovello. Gracias a esto, en lo político se apuntan el triunfo amarillo en este distrito, que, junto a Junín, gobernada por Pablo Petrecca, y General Pinto, fueron los tres únicos territorios de la Cuarta en los que el PRO se impuso no sólo a la UCR de Facundo Manes en internas sino también al Frente de Todos en las generales. Pese a la grieta en local, hay puntos de encuentro entre oficialistas y opositores, como la designación de Héctor Andrés Heim como flamante juez federal de Pehuajó, que llegó a ese lugar gracias a un acuerdo entre Rovello y Avelino Zurro, el secretario de Municipios de la Nación que busca suceder a su tío en la intendencia.

(Fuente letra P)


Dejar respuesta

Su comentario
Su nombre