Julian Ainora : «El mensaje en el Día de la Independencia tiene que tener, por más mínima que sea, una cuota de ilusión y esperanza.»

0

El 9 de julio de 1816, el Congreso de Tucumán, integrado por representantes de las Provincias Unidas del Río de la Plata declaró la independencia de nuestro país.

En Salto el Intendente Ricardo Alessandro, con el presidente del HCD Julian Ainora, presidieron el acto en Plaza San Martin.

Izamiento de la Bandera Nacional a cargo de los Profesores Oscar Quiñones, y Andrés Hirschhorn. Un tono de emoción le dio el acompañamiento de su pequeño nieto del Director de la Escuela de Música Municipal

 

La banda juvenil de la Escuela de Música Municipal «Francisco De Cicco» fue la encargada de interpretar «Aurora» y el Himno Nacional Argentino, entonada por  de Renata Maciel y la Dirección de la orquesta  de Nazareno Bedini

 

Luego las palabras  del Presidente  del legislativo Julian Ainora haciendo un correlato histórico, y llevándolo hasta la actualidad

El discurso de Ainora:

En el año 1816, tuvieron lugar dos hechos fundamentales para la historia nacional: en primer término y es la fecha que nos convoca hoy, la declaración de la Independencia y por otro lado el diseño final del plan continental que el general José de San Martín desarrolló para garantizar esa independencia y extenderla más allá de los límites territoriales de las Provincias Unidas del Río de La Plata.

El contexto internacional en el que esto ocurría era por demás desfavorable para los intereses nacionales: España se había liberado de los franceses y el rey Fernando VII había vuelto al trono y disponían a recuperar los territorios americanos que estaban en manos de los revolucionarios.

En ese escenario tan difícil se llevó a cabo en San Miguel de Tucumán el Congreso General Constituyente, que tuvo la representación de los diputados porteños, de los diputados de las provincias del interior y de las provincias de lo que en aquel entonces se conocía como el Alto Perú.

Todos estos grupos estaban surcados por profundas grietas y divisiones, pero pese a eso lograron confluir en lo que era la voluntad general de la mayoría de nuestras provincias y en la histórica sesión del 9 de julio de 1816, declararon de forma solemne nuestra Independencia de toda dominación extranjera.

Esta mañana algunas horas antes de venir hasta esta plaza San Martín, leyendo un medio nacional me encontré con un artículo de opinión referido a este 205º aniversario de la Declaración de nuestra Independencia, escrito por un hijo ilustre de nuestro pueblo, el general Martín Antonio Balza, que con gran claridad y precisión describe este panorama gravísimo que asolaba a nuestros patriotas en 1816, tanto desde el punto de vista político, militar y también comercial y económico. Y en ese análisis el general Balza concluye diciendo que, si bien “Las realizaciones fueron inferiores a sus sueños, pero en medio de la tempestad supieron conducir la nave de la entonces doliente Argentina hacia la realidad de la cual hoy deberíamos enorgullecernos”.

Me pareció muy importante que todos podamos conocer estas palabras de este hijo ilustre de Salto al que tanto le debemos los argentinos, por su heroísmo en el campo de batalla en Malvinas y por su firme voluntad y decisión para democratizar al Ejército Argentino luego de reconocer su responsabilidad en los horrores que ocurrieron durante los años de plomo.

Pero volviendo a este 205º Aniversario de la Declaración de nuestra Independencia, también hoy en medio de una tempestad que sacudió a todos los pueblos de la tierra y de la cual no hemos sido la excepción, creo que el mensaje en el Día de la Independencia tiene que tener, por más mínima que sea, una cuota de ilusión y esperanza.

Porque, aunque está muy claro que de ninguna manera las cosas van a ser iguales a cómo eran antes del inicio de esta pandemia, porque de ninguna manera se podrán restituir las pérdidas humanas que sufrieron cientos de familias de nuestra ciudad y nos causan dolor y conmoción.

Pero a pesar de esto en este Día de la Independencia tenemos que recordar a nuestros próceres, que se jugaron todo en 1816 y en las batallas por la Independencia, y apelar a nuestra fuerza de voluntad, a nuestro coraje, a nuestra determinación, a nuestra capacidad de trabajo y hacer todo lo posible por salir adelante.

Hace algunos meses era impensado pronosticar que íbamos a llegar esta fecha superando los 19.000.000 de personas que han recibido una dosis de la vacuna contra el COVID 19 (lo que equivale a casi el 41% de la población total del país) y esa cifra va a seguir avanzado mucho en los próximos días, lo mismo que en la Provincia de Buenos Aires y en Salto que ya tiene más de 17.000 vecinos vacunados, de acuerdo a los datos que teníamos ayer 8 de julio.

Esto no va a hacer que las cosas sean como eran antes, pero a pesar de todas las calamidades que hemos padecido y que muchas familias siguen padeciendo, tenemos que tener la fortaleza y la determinación para seguir batallando, entre todos, en armonía, en comunidad, de la mano de un Estado que tiene que estar presente donde sus habitantes lo necesitan y haciendo honor aquella frase del Padre de la Patria “Las grandes empresas se han hecho para los hombres de coraje”.

¡Entre todos podemos!

¡Feliz Día de la Patria! 

 

 

 

 

 

 


Dejar respuesta

Su comentario
Su nombre