“La Memoria, al igual que la semilla, viene cargada de futuro”

0

El 24 de marzo, se realizo el acto en la plaza de la Memoria, con presencia de autoridades municipales, legislativos, respetando el protocolo de la pandemia.

Con la interpretación del Himno Nacional del violinista Franco Mendoza, comenzó, el recuerdo, luego palabras de Julian Ainora Presidente del HCD que dijo:

Quiero comenzar estas palabras citando una frase que pronunció, precisamente en otro aniversario del Golpe de Estado de 1976, Adolfo Pérez Esquivel: “la memoria no es para quedarse en el pasado, sino para iluminar el presente y reconstruir la esperanza”.

Un día como hoy, hace 45 años las fuerzas armadas que desde 1930 habían sido un actor político recurrente en nuestra realidad nacional, se hicieron con el poder de forma cruenta e ilícita y con la complicidad de muchos sectores de la población civil y de los grandes grupos económicos.

A la luz de los hechos históricos, hoy podemos afirmar con total certeza que el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional no se trató de una aventura lunática de los altos mandos militares argentinos, sino que por el contrario respondió a los lineamientos de la Doctrina de Seguridad Nacional, en el marco de un mundo que todavía estaba atravesado por la Guerra Fría y en el que había que disciplinar a los sectores populares social, política y económicamente para prepararlos para los cambios que se avecinaban a escala global.

El saldo de 7 años de proceso dictatorial fue por demás elocuente, 30.000 personas desaparecidas, cientos de niños apropiados y despojados de su identidad, un multimillonario e inaudito endeudamiento externo, un avasallamiento de los derechos humanos como pocas veces se recuerda y tantos aspectos aberrantes que podríamos enumerar durante horas.

Para que tamaña barbarie no quede impune, el camino correcto en un Estado de Derecho es la búsqueda de la verdad mediante los mecanismos que brinda la justicia. En ese sentido entiendo que lo ocurrido en la argentina ha sido ejemplo a nivel internacional, tanto allá por el año 1985 con el histórico juicio a las juntas de ex comandantes como por los juicios de la verdad que se desarrollaron ya en pleno Siglo XXI después de la nulidad de las tristemente denominadas leyes del perdón.

Es justo también mencionar y reconocer a quienes desde el mismo momento del proceso militar hicieron escuchar su voz cuando todos callaban, las madres, abuelas, familiares de desparecidos y organismos de derechos humanos. Movidos por la desesperación y con profundo coraje se enfrentaron desde la hora cero a quienes detentaban el poder de la vida y la muerte en la argentina.

También en esta fecha que cala tan hondo en nuestros sentimientos es muy oportuno recordar la labor que desarrolló, en el primer año de la restauración democrática la Comisión Nacional Sobre la Desaparición de Personas y que permitió que se conozcan testimonios de enorme valor para el juzgamiento de los genocidas.

En la vida política de los pueblos, pensar el pasado es importante, porque la historia de la patria nunca está del todo resuelta, nunca hay hechos o pensamientos totalmente borrados o totalmente grabados. Por eso me permití comenzar estas palabras citando al premio Nobel de la Paz Pérez Esquivel y hablando de la memoria. Hoy la memoria consciente de nuestro pasado es lo que nos permite comprender que nuestro destino no puede ser nuevamente impuesto por la fuerza y que no puede ser dictaminado desde los grandes centros mundiales, sino que tiene que ser el resultado de nuestras discusiones, de nuestras diferencias dirimidas democráticamente, en el marco de la constitución y de las instituciones vigentes.

Para concluir, a 45 años del golpe, quiero repetir esa frase, que como lo inmortalizó en su ya histórico alegato el fiscal Julio César Strassera, pertenece a todo el pueblo argentino: Nunca Más.

Luego se realizo la plantación de un ceibo, Bajo el lema “Plantamos Memoria”, la propuesta es impulsada por organismos de Derechos Humanos y será desarrollada por el Ministerio y la Administración de Parque Nacionales para promover la plantación de especies nativas en todas las áreas protegidas nacionales


Dejar respuesta

Su comentario
Su nombre