Recibimos y publicamos

0
530

Al Sr. Daniel Spadone le recordamos que la trata de personas con fines de explotación sexual es un delito previsto en la Ley 26.842.

Recientemente y, en el marco de la campaña electoral, el referente político local de Alianza 1País, Daniel Spadone, sacó un nuevo spot en el que convoca ampliamente a todos los sectores. Entre todos esos sectores a los que hace alusión convoca “a los de La Isla, a los del Refugio, a los de Caratàn”. Queremos recordarle que, por si no lo recuerda, esos lugares a los que hace referencia fueron prostíbulos,  y no estamos hablando de simples lugares en donde las mujeres trabajaban por propia voluntad, cuestión incluso que puede ser discutida ya que existen diversas posiciones respecto a la prostitución (prohibicionismo, abolicionismo, reglamentarismo) pero no entraremos en ese debate. Más específicamente, esos lugares de los que habla fueron espacios de promoción, facilitación y comercialización de la prostitución ajena. ¿Qué queremos decir con prostitución ajena? Que en esos lugares se encontraban mujeres en situación de trata de personas con fines de explotación sexual. Si no se entiende bien a lo que nos referimos aclaramos:  la trata de personas es “la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una personas que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos”.

Sr. Daniel Spadone, luego de mucho pensar sigue siendo muy difícil comprender cuál es su intención al hacer alusión a esos espacios con tono nostálgico y convocarlos planteando que “alguna vez pensamos cosas diferentes pero ahora pensemos todos en Salto….y pensar en Salto es ponerle un freno”. ¿Usted piensa que es gracioso? ¿Está adoptando una posición conciliadora? ¿No piensa que es apología del delito? ¿Lo pensó? ¿No lo pensó? Por las dudas le avisamos que si en algún momento pensamos diferente lo vamos a seguir haciendo, porque bajo ningún punto de vista jamás estaremos de acuerdo con el delito de trata de personas y celebramos que esos lugares hayan sido reventados, en ese sentido le recordamos que “El refugio” fue allanado en abril del año 2010 y se encontraron 9 mujeres extranjeras a las cuales se les había retenido su documentación y estaban siendo explotadas sexualmente, entonces decimos que sí hay que poner un freno, en eso estamos de acuerdo. A lo que hay que ponerle freno es a los discursos livianos como el suyo, a todos los machismos y micromachismos presentes en las charlas cotidianas, a las lógicas blandas que naturalizan la violencia machista, a los medios de comunicación irresponsables que promueven la cosificación de las mujeres y la hipersexualizaciòn de nuestros cuerpos. Si usted realmente tiene la intención de llamar a la conciliación a todos los sectores y en esos sectores incluye a los consumidores le avisamos por si  no lo sabe que el delito de trata existe gracias a los consumidores, que son el primer eslabón de la cadena y quienes sostienen el mercado sexual como instancia de dominación y control en la posibilidad de acceso al cuerpo de las mujeres que son las victimas en el 98% de los casos  y se agrava más aun cuando hablamos de menores. Si usted tiene una intención real de conciliar con los consumidores de trata de personas le avisamos desde ya que usted se está convirtiendo en cómplice de un delito, porque “hacer la vista gorda” o mirar para otro lado es complicidad y si así no fuera, lo mínimo que está haciendo es demostrar cuál es su ideología de género, porque está siendo condescendiente con aquellos varones que en su afán de machos han ejercido y/o ejercen la dominación y el control en la posibilidad de acceso al cuerpo de las mujeres.

Más aun le diremos que haciendo alusión en su spot a dos mujeres que aparentemente han provocado muchos suspiros por sus atributos físicos usted no está haciendo más que poner de manifiesto la relación existente  entre el delito de la trata con el sentido que la sexualidad femenina adquiere en las relaciones sexuales entre los géneros, es decir, las mujeres somos “cosas”, objetos, objetos de consumo, mercancías intercambiables dentro del mercado.

En Argentina permanecen desaparecidas al día de hoy 3228 niñas, adolescente y mujeres adultas. De ellas, el grupo etario que concentra el mayor número de desapariciones es el de 12 a 18 años. Durante el año 2016 se registraron 1538 denuncias de casos relacionados a la trata y entrando al mes de agosto de 2017 estamos casi superando esa cifra, por ese motivo consideramos que su intención conciliadora con el sector de los consumidores de prostitución es desde todo punto de vista completamente repudiable, porque decir NIUNAMENOS es un llamamiento a luchar por la erradicación de todas las formas de violencia de género, entre ellas la trata de personas con fines de explotación sexual.

Sr. Daniel Spadone, le pedimos que piense un poquito, que reflexione y que trate de ser más responsable en su rol como referente político y funcionario público, sabrá usted que la clase política ejerce un rol fundamental en la generación de discursos que pueden ser tendientes al repudio del delito o por el contrario a naturalizarlo.

Firma : El colectivo de mujeres


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here