DÍA MUNDIAL DEL RIÑÓN

0
271

ESTIMAN QUE HAY 1.700.000 PERSONAS EN LA PROVINCIA CON ALGÚN GRADO DE INSUFICIENCIA RENAL QUE NO LO SABEN

El Ministerio de Salud bonaerense pide a la población no demorar los controles clínicos porque estas enfermedades no presentan síntomas hasta una fase tardía y más grave.

Son 2.043 bonaerenses que están en lista de espera para un trasplante de riñón, 11 mil que se encuentran en diálisis, y alrededor de 1.700.000 personas que tienen algún grado de insuficiencia renal. Frente a estas cifras y en el marco del Día Mundial del Riñón que se conmemora mañana, el Ministerio de Salud de la Provincia, a través del Cucaiba, recuerda la importancia de controlar la presión arterial, la diabetes y evitar el sobrepeso para prevenir la Enfermedad Renal Crónica (ERC).

“El 10% de la población tiene algún grado de insuficiencia renal y muchos no lo saben, porque en los primeros estadios de esta enfermedad el paciente quizá no tiene ningún síntoma, sólo puede detectarse si se realiza análisis de sangre y de orina, y controla su presión y diabetes. Una persona mayor de 50 años tiene que concurrir anualmente a su médico clínico para diagnosticar de manera precoz si hay algún problema que aún no dio señales”, explicó el director de Redes de Unidades Públicas de Trasplante del CUCAIBA, Hugo Petrone.

El especialista detalló que con el aumento de la expectativa de vida los riñones también envejecen y, algunos factores de riesgo como la hipertensión y la diabetes -que son las dos causas más importantes de la insuficiencia renal y también de que el paciente termine en diálisis o trasplante- comienzan a aparecer con los años. Por esto sostuvo que llevar una vida saludable, es decir; estar bien hidratados, no fumar, comer con poca sal, tener una alimentación a base de verduras y frutas, y hacer una actividad física son claves para prevenir esta enfermedad.

“La persona que presenta edemas en las piernas o en la cara, sufre cambios de color en la orina por posible presencia de sangre, y de manera repentina comienza a tener presión arterial alta; debe consultar con un profesional cuanto antes”, señaló Petrone.

La obesidad, también es un potente factor de incremento de la diabetes y la hipertensión, causantes de la ERC, debido a que los riñones de las personas con exceso de peso tienen una sobrecarga de trabajo para alcanzar las demandas metabólicas del organismo.

En este sentido, se recordó que existen muy pocos tratamientos disponibles para esta patología y; las soluciones suelen ser la diálisis y el trasplante de riñón. Esto hace que la prevención y adoptar un estilo de vida sano sigan siendo la forma más eficaz de evitar esta enfermedad a largo plazo.

“VIVIR BIEN CON ENFERMEDAD RENAL”

Ese es el lema elegido este año para conmemorar mañana el Día Mundial del Riñón, por ese motivo el CUCAIBA brindará este jueves a las 17 horas una charla virtual abierta a la comunidad, destinada a pacientes y sus familias donde se hará hincapié en la nutrición, los factores psicológicos y la necesidad de contención afectiva, de los tóxicos que aumentan los riesgos, como el cigarrillo y la automedicación, y la derivación precoz al nefrólogo.

Durante el encuentro, además del director de Redes de Unidades Públicas de Trasplante del CUCAIBA, Hugo Petrone, expondrán también especialistas en nutrición y en educación física del hospital provincial San Martín de la Plata. El link para ingresar es meet.google.com/wzi-gmeg-xvp.

El Día Mundial del Riñón se celebra el segundo jueves de marzo de cada año en todo el mundo, y es una iniciativa conjunta de la Sociedad Internacional de Nefrología y la Federación Internacional de Fundaciones Renales. El propósito de esta conmemoración es concientizar sobre la enfermedad renal que, con sólo un análisis de orina y sangre, puede ser detectada en forma temprana.

CLAVES PARA CUIDAR NUESTROS RIÑONES:

*Controlar los niveles de glucosa en sangre. Alrededor de la mitad de las personas con diabetes desarrollan algún grado de daño renal, por lo que es importante que realicen regularmente análisis de creatinina y proteinuria, que son los marcadores clínicos de la función renal.

*Monitorear la presión arterial. Muchos controlan su presión por temor a un ACV o a un infarto de miocardio, pero tal vez ignoran que la hipertensión arterial es el principal factor de riesgo para la enfermedad renal crónica.

*Evitar el consumo excesivo de antiinflamatorios, hay medicamentos que pueden dañar el riñón.

*Comer en forma saludable y bajar el consumo de sal: no más de una cucharadita pequeña de café (equivalente a 2 a 3 gramos de sal) por día. Tratar de consumir menos comidas preprocesadas.

*No fumar porque disminuye el flujo de sangre hacia los riñones e incrementa un 50 por ciento el riesgo de cáncer renal. El cigarrillo sube la presión arterial.

*Hacer actividad física. Caminar, correr o andar en bicicleta ayuda a mantener controlada la presión arterial, con lo cual disminuye el riesgo de enfermedad renal crónica.

*Hidratarse con agua. Se calcula que entre un litro y medio y dos litros por día es una cantidad apropiada. Colabora con la función depuradora de los riñones, que eliminan los excesos de sales, urea y toxinas.


Dejar respuesta

Su comentario
Su nombre