En un triste episodio, la Plaza de la Madre, recientemente sometida a una revitalización, se ve empañada por actos vandálicos. Este espacio, destinado a ser un lugar de esparcimiento para todas las edades,  fue lugar de roturas en los juegos

El Parque de la Madre, un punto central de encuentro para vecinos y familias, había experimentado recientemente un proceso de renovación. Con juegos nuevos y coloridos adaptados para niños de todas las edades, la intención era crear un entorno inclusivo y vibrante para la comunidad.

Hoy, la comunidad se despertó con la noticia de un hecho vandálico contra un juego  en este renovado espacio. Vecinos consternados nos contactaron para informar sobre el salvajismo que presenciaron. Según relatos, durante las  noches,  grupos de personas  jóvenes mayores se han congregado en la plaza, llevando a cabo actos destructivos sin escrúpulos ni consideración por el esfuerzo invertido en la renovación.

La indignación entre los residentes es palpable. Mientras algunos trabajan arduamente para mejorar el entorno, un puñado de individuos elige destruir, generando tristeza y frustración. Este lamentable episodio destaca la dicotomía entre aquellos que contribuyen positivamente y aquellos que, de manera egoísta, dañan el bien común. 

Se investigó la presencia de cámaras de seguridad en el parque. Aunque existen cámaras por razones de seguridad y tránsito, lamentablemente, no logran captar de manera precisa el área donde ocurrió el acto vandálico, lo que deja impune a los responsables.

El vandalismo en el Parque de la Madre no solo afecta esencialmente la renovación, sino que también socava el sentido de comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguimos leyendo?

LLAMADO A ASAMBLEA HOGAR DEL NIÑO